Etapa 2 - Torredonjimeno - Mancha Real

Torredonjimeno, tierra de visigodos y del aceite de oliva

Torredonjimeno es una ciudad de 14.100 habitantes situada en el suroeste de Jaén. Se encuentra en una zona de tierra fértil con una buena comunicación tanto con los pueblos del área metropolitana de Jaén como de la campiña cordobesa. Cuenta con un valioso patrimonio histórico-artístico, así su Casco Antiguo fue declarado Bien de Interés Cultural, en 2005, con la categoría de Conjunto Histórico.

La ciudad cuenta con variedad de parajes naturales que la dotan de una gran riqueza histórica y cultural. Parajes como El Calvario, El Parque de las Quebradas forman parte del “pulmón de la ciudad”. Igualmente, son de gran valor Las Salinas de San José y San Fernando y la Fuente Pallá que se encuentran en un rico entorno paisajístico y medioambiental.

 

Como atracción turística destacan sus centenarias fiestas populares de reconocido prestigio en la comarca. Así, la Feria de San Pedro y San Pablo, La Romería de la Virgen de Consolación, el espectáculo pirotécnico en San Cosme y San Damián... Mención aparte merece la Semana Santa, con más de cuatro siglos de tradición que conserva tradiciones y aspectos de fuerte idiosincrasia, como la vestimenta, la “forma de andar” de los pasos, su valor y riqueza artística, y el acompañamiento de las bandas de música… Todo esto ha merecido su declaración como “Bien de Interés Turístico-Cultural Andaluz desde 2007”.

No hay que olvidar que Torredonjimeno tiene dos grandes tesoros; el Visigodo, encontrado en los Majanos de Garañón, cuyo regreso instalación en el Castillo es deseado por todos, -donde tenemos una réplica- y el aceite de oliva. El olivar que engendra este tesoro aparece a lo largo y ancho del término municipal y se constituye como base de nuestra economía. Gracias a la labor de emprendedores y  Cooperativas nuestro aceite se comercializa en más de 25 países.

En el aspecto gastronómico, Torredonjimeno destaca por contar con platos únicos como la pipirrana, el gazpacho, la ensaladilla de pimiento rojo asado y la ensaladilla rusa, todos ellos aderezados con su ingrediente estrella, el aceite de oliva virgen extra.

Productos gastronómicos  de Navidad y  Semana Santa, típicos tosirianos, son las gachas, los pestiños con azúcar, las tortas “doblás”,  acompañadas con ponche y el “resó”.
Como muestra de nuestra gastronomía destacamos la Ruta de la Tapa que se celebra en marzo. En el mes de  junio en la Feria de la Tapa  se degustan las especialidades de nuestros hosteleros con recetas transmitidas de padres a hijos.
En los últimos años un novedoso desafío denominado “Ruta de Don Ximeno” se ha ido  consolidando como atractivo en el periodo estival, al  cual os invitamos a conocer.